15 de enero de 2008

Buen provecho

Ayer fuimos a almorzar, con mucha hambre además, a la Pizzería Tony. Las pizzas son muy sabrosas, en general el resto de la comida también. Es uno de esos restaurantes de familia tradicionales; comenzaron como una fuente de soda en Ciudad Bolívar hace aaaños (¿más de 25, que yo recuerde?), y que por el ojo del dueño, la calidad de la comida se ha mantenido. Y no sé cómo, pero esa calidad se ha mantenido en la distancia desde que abrieron la sucursal en el C.C. Orinokia de Puerto Ordaz.

El asunto son los mesoneros. Tardan en llegar a tu mesa para tomar el pedido, en dos oportunidades "se les ha olvidado" pasarlo, siempre está de espaldas y cuesta para que volteen y hacerles seña para pedir o pedir la cuenta, tienen caras de c*%$ permanentemente (todos), y además groseros. Esto es algo recurrente las últimas veces que he ido. Ayer, se lucieron:

1. La pizza que pedimos viene en camino, y el mesonero que la trae "la tira" a un lado de la mesa, porque ni se detuvo para ponerla, así, en pleno andar la dejó donde cayó y siguió de largo. La mesa no tenía ni cubiertos ni nada... a esperar que otro viniera y pedirle cubiertos y bebidas.

2. Con todas las mesas ocupadas, había solo dos mesoneros a la vista, sin hacer nada parados de espalda en el puesto de mesoneros. Unas señoras mayores en la mesa de al lado tenían rato intentando pedir. Finalmente uno de ellos se voltea y al ver la seña de las señoras les responde desde su sitio, no solo moviendo el brazo en señal de "no", sino acompañado con una cara de desprecio cuya traducción podría ser "'TAS LOCA, NI DE VAINA, YO? ESO NO ES CONMIGO!". Las señoras se quedaron con la mano en el aire, sin gracia.

3. En otra mesa había un brasilero con su esposa y dos hijos. Al parecer tenían mucho, pero mucho rato esperando ser atendidos sin éxito. Al parecer paró desesperado a un mesonero para preguntarle ¿por qué no lo atendían? parece que el mesonero le contestó mal, y ahí se armó la "sanpablera". Yo que para ese momento estaba pagando en caja recibo el comentario de la muchacha que me atiende, "estaba esperando que eso pasara de una vez". Yo, le digo "es una lástima, pero de verdad que ustedes tienen unos mesoneros muy maleducados". "Es verdad -responde-, pero es que tambien son gente, si usted atiende a una persona y ésta no lo trata bien, para la próxima el mesonero lo va a tratar mal, o no lo va a querer atender"... O sea, uno va al restaurant a "tratar bien" al mesonero...

Vamos, le voy a dar el punto a la chica de que ciertamente, hay gente de gente, y hay unas cuantas personas que bien podrían prohibírseles la entrada a cualquier local comercial. Sin embargo, y lamentablemente, ese es el trabajo de un mesonero: hacer que el cliente disfrute su comida. No me está haciendo un favor al traerme el plato de comida; ese es SU trabajo, para eso le pagan, para eso LE pagamos. Y si no está preparado para tratar con cualquier clase de cliente, como parece que es el caso de estos mesoneros de Tony, pues tiene que pensárselo bien y buscar otro trabajo. Así de simple.

La pregunta es, ¿qué podemos hacer nosotros, como clientes, para que estos servicios mejoren? ¿O tenemos que ir reduciendo nuestra lista de sitios para comer fuera?

5 personas osaron a comentar este artículo:

Abdy dijo...

Es increible como uno puede caer en la tentaciòn de volver a un lugar donde lo atienden mal, pero la comida es buena, es como esperar que algo derrame el vaso. Al igual que tú Alfredo quisiera aportar mi experiencia con la pizzería "Tony's".
Sin pensarlo mucho decidí acompañar a mi hermana a Orinokia y al pasar por la mencionada pizzería nos provocó comprar unas para llevar. Había bastante gente en el lugar pero yo nunca había pedido para llevar, así que me dirijo a la caja para preguntar, en eso un mesonero se me acerca, violando expresamente el mínimo espacio personal que deberían tener dos personas que no se conocen y dice muy cortez "Qué querías mamita", no le hago mucho caso y sigo mi camino a la caja pero el no desistió y decidió seguirme hasta allí susurrando cosas a mis espaldas que podría tildar de desagradables, aun así continuo mi camino y finalmente llego a la caja y solicito a la cajera dos pizzas para llevar y ella me da el menú, escojo y me dispongo a pagar. Para mi sorpresa el mesonero sigue allí mirándome, creo que nunca me había sentido tan desagradablemente incómoda en toda mi vida, intento entonces escapar hacia afuera, buscando a mi hermana. Finalmente se hace a un lado y se dispone a atender a una mesa.Ya en ese momento me había arrepentido de haber comprado esas pizzas y sólo quería pegarle con algo, porque uno espera que alguien en la calle le diga una barbaridad pero nunca piensas que el acosador va a ser el mesonero!. Bueno sin más drama esperé las benditas pizzas, que para colmo me las entregó el mismo con una sonrisota de oreja a oreja. Nada mejor para salir corriendo, eso si arrepentida por no haber hecho nada y por no armar un buen escándalo con cachetada incluida. Pero eso sí, super segura de que no vuelvo.

Alfredo Calzadilla dijo...

Gracias Abdy por tu comentario. Lo publiqué también en Maltrátame Suavemente. Definitivamente si el OMDECU funcionara...

krakerbrain dijo...

He leìdo esta nota y hay cosas que lamentablemente nunca entenderè de los clientes. Yo llevo màs o menos 6 años trabajando como barman y gerente de algunos bares en Caracas y aunque usted tiene razón al decir que uno no va a alegrarle la vida a los mesoneros pero si se deberìa ser un poco màs cortez con esta gente que, jamas estudiaron para ser mesoneros y ademas para ellos es solo un trabajo, no es una pasiòn.
En Venezuela mucha gente mantiene la conducta de las pelìculas en las que cuando te sientas en un restaurant o en una barra a tomar algo tratas al mesonero con desprecio y hasta de forma grosera y humillante mirando por encima del hombro.
A pesar de esto existimos personas que, a pesar de no creer en el cuento de que el cliente siempre tiene la razón, mantenemos una postura paciente ante la cantidad de personas que creen que el mundo gira en torno suyo y que los mesoneros o barman somos simples màquinas dispuestas para atenderlos en todas sus necesidades.
Pero sumemosle que:
- Son pocas las academias de desarrollo de personal de atenciòn al pùblico
- Las que hay solo pretenden robarle a la gente porque no enseñan bien el oficio.
- Mucha gente no acepta que nuestra profesion o nuestro oficio sea algo digno y por eso nadie quiere dedicarse a ser barman o mesonero.
- La demanda de comida y alcohol es tanta que es imposible conseguir el personal adecuado para atender de buena manera a tanta gente que pretende ser bien atendida.
- Los horarios son insufribles aunque se gana muy bien (Un mesonero puede ganar hasta 2.000 Bs.F en un mes, pero para eso debe trabajar entre 12 y 16 horas diarias)(Me gustarìa que usted pudiera atender bien a alguien despues de 16 horas de trabajo)
- Los dueños de locales siempre van a buscar mucho personal porque piensan que mientras mas personal tengan mas van a vender y es asi, pero se vende aun mas si el personal esta comprometido con lo que hace.

Hay muchas cosas màs que hacen que el personal de atenciòn al pùblico atienda mal, y en este paìs no solo en Tony's, en todos los locales de clase media seràs mal atendido por alguien (cajeros, gerentes, anfitrionas, mesoneros, barman) porque no hay gente que trabaje con amor por su oficio, a la mayoria no les gusta lo que hacen.
Pero a uno no se le puede olvidar que son seres humanos, que a lo mejor estan recostados de una pared porque estan cansados, a pesar de que su trabajo es estar dispuesto siempre.
A uno no se le puede olvidar que el ceño fruncido responde a la frustración de atender gente que nunca va a estar conforme a pesar de que ese es su trabajo.
Ojala puedan leer este comentario y darme su opiniòn.

CEROEXTRES dijo...

EL AMIGO KRAKERBRAIN TIENE TODA LA RAZON,, YO NO SOY BARMAN Y MUCHO MENOS MESONERA PERO SI SE LO QUE ES TRABAJAR CON EL PUBLICO. Y CREANME QUE NO ES NADA FACIL SUELE SER MUCHAS VECES EXTRESANTE XQ CON EL DICHO DE QUE ^^EL CLIENTE SIEMPRE TIENE LA RAZON^^ QUIEREN SER TU JEFE Y DUEÑO DE TU VIDA.. SEÑORES LO CORTES NO TE DEJA MUDO Y MUCHO MENOS TE DEJA MOCHO, A LOS EMPLEADOS: SI NO SE SIENTEN CAPACITADOS PARA DICHO TRABAJO ENTONSES RENUNCIEN PORQ EL EXTRES PERJUDICA TU SALUD Y TU REPUTACION.. A LOS CLIENTES: PONGANSE EN EL LUGAR DEL EMPLEADO NO GRITEN NO ABUSEN DE SUS SERVIDORES... Y A LOS DUEÑOS DE NEGOCIOS: CONTRATEN PERSONAL CAPACITADOS SI SU PRESUPUESTO NO LE DA ENTONSES DICTEN NORMAS XQ PARA ESO EXISTEN, ESTOY SEGURA DE QUE SI LAS DAN Y SUS EMPLEADOS NECESITAN EL TRABAJO CUMPLIRAN.. TODO CON EDUCACION Y BUENAS NORMAS ESTARA BIEN..LA CULPA NO ES DEL PERRO SI TIENE PULGAS,, EL CULPABLE ES EL AMO QUE NO ASEA..HAY SE LAS DEJO..

Alfredo Calzadilla dijo...

Hola Krakerbrain, entiendo tu punto, pero no es el caso que comento en el post. Es decir, comparto lo que dices, no menosprecio el trabajo de mesonero, ni pretendo negar el hecho de que hay clientes muy maleducados y hasta groseros. Pero tambièn te invitarìa a sentarte en este restaurant, y vivirlo directamente. Lo que narro aquí (y para otro botón ahí ves lo que comenta otra usuaria como Abdy) no se justifica bajo ningun concepto, ni por estres, ni por mal pago, ni por nada. Nuevamente, te digo, refiriendome al caso que comento aquí.

Ceroextres, gracias también por tu comentario, comparto contigo. Lamentablemente los dueños de restaurantes no invierten en formación, porque para ellos el mesonero solo lleva el plato y lo retira. Y no le importa si el cliente es bien atendido. Sin embargo, creo que un mesonero, o trabajador que trata bien al publico lo lleva tambien en su formación (al igual por supuesto que el cliente que es educado y agradece un buen trato lo es por formación, y no necesariamente recibió un curso para eso).
En fin. Es un tema amplio y diverso este el del servicio.

Saludos a ambos.

¿Escuchas NTLC en la radio/web?

Puedes preguntar lo que quieras